Reglas de Política Fiscal: Ley De Responsabilidad Social Fiscal de Panamá

Por José Gabriel Angarita el dia mayo - 21 - 2013

“Me despierto algunas mañanas y me siento a tomar mi café, miro mi hermoso jardín y pienso, recuerda cuán bueno es esto porque lo puedes perder”

Jim Carrey

 

En “Sostenibilidad de la deuda pública: ¿Es la deuda panameña insostenible?” publicado en Café Bursátil, hicimos una breve reseña donde explicamos la ambigüedad que preliminarmente arrojaba la revisión de indicadores estándar de desempeño macro-fiscal en el caso panameño, además de mostrar la importancia que la investigación económica confiere a la generación de superávit fiscal primario para hacer sostenible la deuda pública. En esa oportunidad concluimos con las expectativas positivas que genera la Ley 34 del 5 de Junio de 2008 o Ley de Responsabilidad Social Fiscal, vista como una demostración del avance de Panamá en referencia a la “Disciplina Fiscal”. En esta nota nos centraremos en esta Ley en el contexto de la confianza que generan las reglas fiscales.

De acuerdo a Melamud (2010), las reglas fiscales pueden agruparse en tres grupos: a) las del procedimiento presupuestario y contabilidad; b) de transparencia y difusión de información; y c) las numéricas. Las numéricas (cuantitativas) representan un indicador analítico de desempeño fiscal, tales como el déficit presupuestario del gobierno, los préstamos, la deuda o el crecimiento del gasto. Las de procedimiento presupuestario y contabilidad (cualitativas), instauran metodologías para el diseño, ejecución, registro y evaluación del presupuesto. Por su parte, las de transparencia y difusión de información disponen los requerimientos y mecanismos periódicos y desagregados para la publicación de informes fiscales, planillas, cierres de ejercicio, etc.

El objetivo principal de la formulación de reglas es generar confianza y estabilidad en las finanzas públicas, independientemente del gobierno que ocupe el poder. Sin embargo, existe una corriente del pensamiento económico que considera el manejo discrecional de las finanzas públicas como un instrumento necesario, para poder atenuar en el corto plazo perturbaciones económicas a través de políticas anti-cíclicas. Lo más criticado de la fijación de reglas se basa en que un gobierno puede comprometerse con el cumplimiento de las reglas fiscales pero no limita sus acciones; en otras palabras, poseen la habilidad para cambiar o incumplir las reglas, debido a que pueden producirse momentos en el ciclo económico donde el costo de mantener una política fiscal conservadora pudiera ser mayor que incumplir los compromisos.

La Ley 34 publicada en Gaceta Oficial N° 26056 el 6 de junio de 2008, nace con el objetivo de aumentar el ahorro corriente del Sector Público No Financiero (SPNF)[i], disminuir la dependencia de la deuda para financiar inversiones públicas, garantizar la sostenibilidad de la deuda pública, establecer límites de endeudamiento y déficit para el SPNF y proveer la rendición de cuentas basada en la transparencia. El Artículo 18 establece que el Ministerio de Economía y Finanzas, deberá elaborar y publicar durante el primer cuatrimestre de cada año proyecciones macroeconómicas; el Artículo 20 del Decreto Ejecutivo N°50 que reglamenta esta Ley señala que el Marco Fiscal de Mediano Plazo deberá cubrir cinco años, el año para el cual se está elaborando el Presupuesto General del Estado y los cuatro años siguientes, incluyendo supuestos macro fiscales.

 

resp

 

El Artículo 10 establece que el monto absoluto del déficit del Sector Público No Financiero no podrá ser superior al uno por ciento (1%) anual del Producto Interno Bruto (PIB). Desde su nacimiento, el límite máximo de déficit fiscal ha sido objeto de modificaciones, la última de ellas recién aprobada, donde se permite elevar el techo a 3.1%, por encima del 1% establecido en la Ley Original para atender situaciones puntuales, por ejemplo, desastres naturales. Es esta flexibilidad que genera discusión interesante en el contexto de las reglas fiscales y de la actuación de los encargados de su cumplimiento.

El desempeño del sector real de la economía panameña en los próximos años será determinante en las finanzas públicas; la flexibilidad de las reglas parece en algunos casos necesaria, sin embargo, genera incentivos para formar una percepción o expectativa que la regla es simplemente un requisito. El mundo entero mantiene su mirada en Panamá, no sólo por sus enormes progresos en términos de crecimiento económico, de inversiones, de infraestructura, sino también por la recurrencia con los que se han elevado los límites de déficit fiscal.

Desde un punto de vista prudencial o recomendaciones de política económica, se espera que la disciplina se imponga y los Gobiernos presentes y futuros sean capaces de alcanzar los compromisos establecidos en la Resolución de Gabinete N°55 del 23 de Abril de 2013,  el Marco Fiscal de Mediano Plazo del Sector Público No Financiero para el período 2014-2018. Lograr estos objetivos, en ausencia de política monetaria para atenuar perturbaciones de la economía, otorgaría ventajas futuras en el uso de choques fiscales para reactivar la actividad económica cuando sea necesario o evitar recalentamiento.

 

REFERENCIAS

Diario La Prensa.

Diario La Estrella.

Ley 34 de 5 de Junio de 2008, De Responsabilidad Social Fiscal. Gaceta Oficial N° 26056.

Manual de Finanzas Públicas (2001), Fondo Monetario Internacional.

Melamud, Ariel, “Reglas Fiscales en Argentina: el caso de la ley de responsabilidad fiscal y los programas de asistencia financiera”. Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Naciones Unidas. Serie Gestión Pública, 2010.

Resolución de Gabinete N° 53, De 23 de Abril de 2012. Gaceta Oficial N° 27275-A.

 


[i] El sector público no financiero comprende el sector gobierno general y las corporaciones públicas no financieras, de acuerdo al Manual de Estadísticas de Finanzas Públicas del Fondo Monetario Internacional 2001.


 

DISCLAIMER

La información aquí contenida no constituye en modo alguno una oferta de compra o de venta de un instrumento financiero o una propuesta en materia de inversión por parte de alguna persona o entidad. Todas las opiniones expresadas están sujetas a modificaciones sin previa notificación. El contenido de esta página sólo muestra la opinión personal de cada autor y no constituye asesoramiento de índole alguno. Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión.

 

AL COMENTAR

Las opiniones aquí emitidas son responsabilidad de nuestros lectores; en ningún caso reflejan la opinión, criterio o posición de www.cafebursatil.com, sin embargo nos reservamos el derecho de eliminar/filtrar o editar todo aquel comentario que incumpla con los siguientes términos de uso:

 

  • NO está permitido utilizar un lenguaje irrespetuoso o injurioso, ni que atente contra la honra de terceras personas.
  • NO está permitido promover sitios, servicios o negocios.
  • Todos los comentarios deben estar relacionados con la temática de la nota o artículo correspondiente.
  • Por respeto a los demás lectores, no está permitido escribir los comentarios en mayúscula cerrada.

 

Categorías: C.A.F.É.